miércoles, 31 de mayo de 2017

Debate de dos generaciones. Una mirada al futuro.



Mayo de 2017

Han pasado 65 años de las declaraciones de Schumann que ponían los cimientos de lo que hoy es la Unión Europea, y 60 de la firma del Tratado de Roma.

Y 60 años es el entorno de edad de una generación nacida entre los 50 y los principios de los 60 llamada  Baby Boomers, que ha vivido la andadura de la Unión Europea. Ellos tienen delante una generación de jóvenes, los millenials, que nacieron entre los 90 y el 2010 y suponen el 16% de la población española (unos siete millones y medio), también identificada como Generación Z. Ellos empiezan a ejercer como ciudadanos de pleno derecho y su posicionamiento en la sociedad apunta a que viven el cambio como algo inherente en su vida.

La perspectiva de dos generaciones debatiendo sobre el futuro de Europa reunió 60 ciudadanos  en la sede de la Comunidad Europea en Madrid, para aproximar un esbozo de la Europa hacia la que la sociedad quiere ir.



Resumiendo , se recogieron intervenciones focalizadas en las siguientes necesidades de futuro:

  • Mayor comunicación entre las Instituciones Europeas y los ciudadanos
  • Fomentar la educación en el conocimiento de la Unión desde los colegios
  • Concienciarnos de que lo que sucede en un Estado miembro afecta a todos. Trabajar juntos.
  • Generar estado de opinión del papel del ciudadano en Europa
  • Apoyo de las Instituciones Europeas  las necesidades de los españoles (Reactivar la vida profesional desde Europa).
  • Vigilancia en la aplicación de las normas europeas por las Instituciones
  • El estado de bienestar es fundamental para mantener una Europa unida
  • La unión Europea debe comunicar más y mejor
El debate fue moderado por la periodista María Ramírez, y el Director general de Comuunicación y Portavoz del Parlamento Europeo lo dirigió.


Quiero cerrar esta aportación con una reflexión sobre l juventud de hoy, seniors del mañana: he afirmado que viven el cambio como algo inherente en su vida. Y precisamente esta realidad cotidiana marca las características del siglo XXI al que dirigimos nuestra mirada de futuro Europeo. 
El dinamismo, la plasticidad, la innovación a velocidad de vértigo, la necesidad de reinventarse, la creatividad, tienen una dimensión nueva de desarrollo de lo original. No es simplemente inspiración o genialidad ocasional, sino que tal como afirmaba Einstein es un 1% de inspiración y un 99% de transpiración. Solo así habrá fluidez en cantidad de productos que generamos, flexibilidad en el diseño para que sean diferenciables de otros productos existentes y capacidad de elaboración de detalles y especificaciones propias y exclusivas que los diferencian de otro producto.

  Son jóvenes que participan en el Parlamento Europeo de Jóvenes en España, y trabajan en equipo en Proyectos de ciudadanía en Europa.

No hay comentarios: